Discurso Tecnosocial

1.- Descentralización.

  • ¿qué es?

Cuando nos referimos a descentralización en un Campus Virtual, estamos hablando de:

  • La capacidad de la plataforma de no residir (estar alojada) en un mismo sitio (servidor o empresa gestora).
  • La capacidad de la plataforma de permitir la toma de decisiones de forma horizontal y menos jerarquizada.
  • La capacidad de la plataforma de gestionar nuestras labores comunicativas de formas diversas asumiendo un cambio dinámico en los roles que llevamos a cabo.

Desde el punto de vista político la descentralización promueve entornos más justos en la construcción identitaria y cultural de cada persona, pues permite ser parte de un ecosistema social pero siempre conservando independencia en la representación y creación de contenidos e interacciones.

  • ¿por qué es mejor?, ¿para quién es mejor?

La descentralización es una cualidad contemporánea que desde una visión cultural nos invita a participar y socializar de la mano de herramientas informáticas que nos auxilian para recrear nuevos espacios de imaginación y conocimiento.

Estamos hablando de una forma de entender la educación del futuro vinculada a las tecnologías digitales y en red, pues estas encuentran en su ADN la vocación de diseñar nuevos espacios de participación en la sociedad.

La descentralización beneficia a toda persona, tanto estudiante como docente que se interese por explorar un sistema educativo menos monodireccional en todos los sentidos. Igualmente este tipo de estructuras en red son más flexibles y se adaptan mejor a nuestro sistema de vida actual en la sociedad hiperconectada.

  • ¿qué ventajas tiene para el entorno educativo?

Las interacciones en las plataformas universitarias son cada vez más sofisticadas. Las personas, tanto estudiantes como docentes y personal de gestión de dichos sistemas son capaces de imaginar nuevas formas de intercambiar conocimiento y experiencias educativas. Por lo tanto, los sistemas de trabajo deben ser cada vez más dúctiles a las decisiones y opiniones de estas personas.

Una de las características fundamentales para que todo esto suceda es que el entorno cuente con la capacidad de distribuir labores, derechos y obligaciones a las personas participantes del sistema. El trabajo en red encuentra su potencial en la suma de cada persona de la forma más simétrica posible. La aspiración de este tipo de trabajo es la activación de la inteligencia colectiva como motor de conocimiento. Cada persona es un nodo activo y expansivo en su capacidad de participar en la generación de conocimiento. De la misma forma cada nodo será beneficiado por los activos generados en este ecosistema socio tecnológico. La descentralización en un entorno educativo amplifica la idea de conversación entre pares y se aleja del relato “broadcast” de uno a muchos.

#hashtags

soberanía

independència

equidad

oportunidad

igualdad

simetría

inteligencia colectiva

2.- Protocolos abiertos. 

  • Abierto vs privativo

Los dos sistemas cuentan con ventajas y desventajas y cumplen con sus objetivos pero de una forma diferente.

Los sistemas abiertos permiten que la gobernanza (acciones y toma de decisiones) sea cooperativa, están diseñados para ello.

Los sistemas cerrados por el contrario nos ofrecen una gobernanza piramidal o jerárquica, lo que los hace eficaces para algunas labores.

En la actualidad los sistemas informáticos son tan diversos que la mezcla adecuada de estas dos instancias nos puede ofrecer soluciones interesantes.

La decisión de que un sistema sea abierto o cerrado se toma desde el diseño base de dicha matriz. Igualmente, la forma organizativa de los grupos de trabajo puede incluir dinámicas de participación abiertas o cerradas más allá de la matriz tecnológica.

Una forma sencilla para entender la diferencia entre los dos sistemas sería visualizarla desde su morfología organizativa: Horizontal vs Piramidal con las ventajas e inconvenientes que ofrece cada cual.

Algo vertebral de los sistemas abiertos es que nos permiten ver cómo están construidos y cómo funcionan. Por defecto, sus protocolos tecnológicos y sociales están al descubierto. Podemos acceder a ellos.  Esta transparencia nos facilita la gran labor del siglo XXI que es entender la máquina. Esta máquina interconectada funciona como el sistema nervioso de la sociedad y es necesario saber cómo nos relacionamos con ella. En principio esta máquina la podríamos entender como Internet y todas sus dependencias tecnológicas y sociales que modelan todos los aspectos de nuestra vida.

  • Modelo rizomático educativo.

La propuesta de un sistema abierto ofrece la posibilidad de reconfigurar los modelos educativos clásicos como los conocemos en la actualidad. Uno de los puntos fuertes del uso de Internet en la educación es la customización por parte del alumnado de la forma de operar en dichos entornos. Este modelo se asemeja a las interacciones de las personas que usan tecnologías digitales en la vida cotidiana: videojuegos, chats, visualización de información dinámica, procesos de participación, etc.

La aspiración de los sistemas abiertos y de la reconfiguración de los saberes en la época de internet es poder crear un ecosistema dinámico de conocimiento con capacidad de viralidad y que refuerce las metodologías educativas. Por modelo rizomático educativo entendemos un sistema que vaya creciendo a partir de la generación de contenidos e interacciones en el campus virtual con la suficiente flexibilidad para que abarque lo que sucede dentro de la institución y fuera de ella. La generación de conocimiento debe incluir los 360º de la vida intelectual de los que participan.

La dicotomía de entornos públicos o privados se está desvaneciendo gradualmente y debemos afrontar modelos híbridos de convivencia en entornos digitales, siempre anteponiendo las preferencias y privacidad de las personas involucradas, sean instituciones, grupos de personas o sujetos individuales.

  • Construcción colectiva.

La forma de educarnos hoy en día pasa por entender la Sociedad Red y sus posibilidades humanísticas más allá de las tecnológicas. La construcción de conocimiento colectivo es fundamental para no quedar desplazados de la participación social en nuestros entornos. Para ello podemos ayudarnos de entornos que colectivizen nuestras acciones cotidianas y nuestras prácticas educativas.

Hoy en día la figura del docente debe convertirse en un catalizador más del debate en el aula y para ello un entorno lo más horizontal posible será el más saludable.

Cada herramienta del Campus Virtual debe reflejar apertura en las posibilidades que ofrece a las personas participantes.

La idea central de la construcción colectiva se enfoca en que dicha construcción no esté limitada a un espacio temporal concreto (por ejemplo a los estudios de un grado) sino que realmente trascienda a esa temporalidad. Los resultados de la construcción de conocimiento colectiva debe perdurar más allá de experiencias puntuales y para ello la plataforma debe ofrecer esta posibilidad de expansión temporal y multifocal.

#hashtags

apertura 

expansión 

crecimiento

mestizaje

compartir

reaprender

codiseñar

3.- Capacidades del sistema

  • Modularidad:

capacidad del sistema en conformar estructuras añadiendo nuevos elementos (módulos) tecnológicos, informativos e interactivos. Cada módulo debe ser compatible con el sistema base y debe aportar a la amplificación de las capacidades del modelo original.

La modularidad es sinónimo de crecimiento y mejora que debe conectar directamente con la interacción del alumnado.

  • Escalablidad:

capacidad del sistema de crecer sin perder la base conceptual del proyecto original. La escalabilidad se basa en la modularidad para su crecimiento y expansión. Esta capacidad de crecimiento debe estar planificada por diseño desde el origen, de otra forma no está garantizada la lógica del crecimiento sostenido.

La escalabilidad apunta a la suma de mentes y conocimiento, entre más mejor. Para ello, la base tecnológica debe tener protocolos diseñados para este fin y debe ser flexible a los intereses de las personas participantes.