El Modelo pedagógico

El modelo pedagógico de Folio se articula en cinco principios pedagógicos. Cada principio pedagógico se representa en un eje. Como toda clasificación, trata de aglutinar lo complejo de una realidad multipersonal y cambiante, y así, los distintos ejes se complementan e interconectan en cada proceso de formación.

Para cada uno de ellos explicamos brevemente los fundamentos, lo situamos en relación a las funcionalidades de Folio, y damos algunos ejemplo donde estos fundamentos pueden aplicarse a través de las distintas funciones de Folio. De este modo, el discurso pedagógico se articula de forma real y práctica en la herramienta.

EJE 1: ACTORES Y ESCENARIOS

En Folio los estudiantes son el motor de su aprendizaje. Activan y se activan en los tres entornos: académico, personal y profesional.

EJE 2. APRENDER ⇆ ENSEÑAR

Las distintas metodologías pedagógicas adaptadas a cada necesidad y contexto, se vinculan en Folio con los diferentes objetivos de aprendizaje, movilizados a traves de las estrategias de evaluación. 

EJE 3. TU ESPACIO Y TU TIEMPO

Folio da la posibilidad de compartir el proceso y el conjunto de los resultados de aprendizaje cuando se quiera, dando espacio a todo los aprendido a lo largo de la vida.

EJE 4. COMUNIDAD

A través de Folio se aprende y enseña en relación constante. Permite escoger con quién, cómo y cuándo interaccionar, en el ejercicio consciente de la libertad y su compromiso.

EJE 5. INTEGRACIÓN

En Folio podemos gestionar los niveles de implicación. Desde cumplir con las tareas propuestas en un curso, hasta donde queramos llegar.

Detalle de los principios

Proceso centrado en el aprendizaje

El modelo pedagógico sitúa al estudiante en el centro, pero no se olvida del concepto de learner-centered. Siguiendo la visión de Anderson (2008), se apuesta por un principio learning-centered en el que el individuo continúa siendo el eje pero como parte activa y responsable del proceso de aprendizaje. El estudiante  tiene la libertad, la información, el apoyo y las herramientas necesarias para desarrollarse como aprendiente.

Aprendizaje en comunidad

Folio ofrece un espacio físico, aunque virtual, donde los estudiantes pueden crear su identidad online, ser visibles y visualizar a los otros miembros de la comunidad de aprendientes de la UOC. De esta manera, se favorece el desarrollo de vínculos entre estudiantes y se refuerza el concepto de comunidad, que permite el aprendizaje colaborativo. Al mismo tiempo, se respeta la libertad e independencia de los alumnos para autogestionar su propio tiempo de estudio del aprendizaje a distancia.

Interacción y aprendizaje online

La interacción es fundamental para la creación de una comunidad de aprendientes. Como Lipman (1991) y Wenger (2001) defienden, entre otros teóricos de los roles de la comunidad en el aprendizaje, la red permite interacciones en distintas modalidades. Las modalidades de interacción más ricas (síncronas) no permiten niveles altos de independencia. Folio ofrece al estudiante un medio de comunicación e interacción asíncrono pero que le permita expresarse de forma personalizada y abierta combinando los medios textuales, visuales y audiovisuales: recibir y dar retroalimentación y establecer diálogos para favorecer el aprendizaje y materializar el concepto de comunidad de aprendientes.

Presencia y navegación social

Folio permite y favorece la navegación social de los alumnos. La navegación social representa el hecho de ser consciente de lo que otras personas realizan como guía primaria de las acciones que realiza uno mismo, es decir, actuar basándose en las actuaciones de otros miembros de la comunidad. La investigación sobre la navegación social ha demostrado que las persona se mueven en los espacios online de acuerdo con lo que otras personas han hecho o buscado (Dourish y Bellotti, 1992; Gutwin y Greenberg, 1996, 1998).

Evaluación continua formal e informal

La herramienta está preparada para incorporar los sistemas de evaluación que permiten el retorno personalizado del personal docente y otros estudiantes mediante debates y comentarios (evaluación informal) o mensajes privados de los docentes (evaluación formal). Por lo tanto, Folio se convierte en una herramienta que favorece y facilita la evaluación.

La mejora de las posibilidades de interacción de estudiantes y profesores mediante el porfolio permite aumentar las oportunidades de evaluación formativa. A su vez, al estar basado en el aprendizaje online en comunidad y en espacios profesionales reales, el entorno permite crear actividades evaluables entre pares y favorece la navegación social y el aprendizaje; también alivia el trabajo de evaluación tradicional del personal docente. Los propios estudiantes pueden documentar y evaluar su aprendizaje de forma individual o en grupo. Los estudiantes forman parte de la comunidad de aprendientes y, mediante Folio, se convierten en agentes que facilitan, ayudan y evalúan de forma informal a sus compañeros, lo que potencia el aprendizaje horizontal y rizomático, y descentraliza la figura de los consultores.